De izquierda a derecha: Floren, Alex, Elisabeth, y Bego

Leon San Martin del Camino Camino Frances

Viernes, 18 de Septiembre de 2020.

Novena etapa de este tramo.

Por la mañana, a las siete, después de recoger las cosas, bajamos a desayunar a la cafetería Horlys, en la cuál habíamos comido y cenado el día anterior.
Desayunamos café con leche y tostada. Estaba riquísimo y, por cierto, muy económico. De la cafetería nos dirigimos hacia hacia el Parador San Marcos, atravesando toda la zona vieja, para así situarnos  en punto neurálgico del Camino de Santiago en León, ya que desde ahí se puede ir hacia Santiago por el camino francés, así como hacia Oviedo, por el Camino del Salvador, y enlazar en Oviedo con el  Camino Primitivo, que ya lo hice en el 2017. Puedes verlo aqui
Tras pasar por el puente sobre el río Bernesga arrancamos, por la avenida Quevedo, hasta Trobajo del Camino, y de ahí, entre casas y polígonos industriales hasta Virgen del Camino.
En este pueblo está una escuela se aviación, y creo que base aerea, me llamó especialmente la atención, el número de cafeterías y bares que había, por lo que deduzco que es un pueblo con alto nivel económico.
Seguimos pasando pueblos, vimos un desvío, pero al parecer se hacen más km, así que no le hicimos caso y seguimos nuestra ruta hacia San Martín. Allí ya habíamos reservado plaza.
De esta etapa, no tengo muchas referencias ni fotos. De hecho si veis la entrada de cuando hice el camino francés en 2106, tampoco hice muchas fotos en este tramo.
Os dejo un link aquí por si queréis ver la crónica y las fotos.
Por el camino nos encontramos con Elisabeth, la alemana, que se estaba tomando un descanso. Más tarde coincidimos con ella en el albergue Vieira ubicado en San Martín del Camino. Un albergue muy acogedor, hospitalario, familiar. Amelia, es la encargada de que en el albergue se respire un clima familiar. Muy amable además de buena cocinera, por el fabuloso menú que nos preparó. Por allí, también habitaban un gato, Simba, muy gracioso y dócil, amigo de todos y todas, y un perro, Lobito, que hizo muy buenas migas conmigo haciéndome compañía todo el rato que estuve sentado en el bonito jardín que tiene el albergue. Por cierto, en verano se tiene que estar de cine en él.
Tras la comida, la siesta, y tras ésta curar las heridas de los pies. Por la tarde dimos una vuelta por el pueblo. Regresamos al albergue para cenar. Cena con charla incluida sobre las anécdotas del camino y la pandemia, sobre todo los estragos economicos que esta generando al camino. Y prontito a domir a la litera, que al día siguiente había que madrugar y el desayuno lo ponen tempranito.

Simba el gato del albergue Vieira
Simba el simpatico y cariñoso Gato del Albergue Vieira.

Galeria Fotografica de Leon San Martin. Añado las fotos del 2016 tambien, son las de abajo.

Galeria del 2016

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies